Al proyectar una casa muchos se fijan en la distribución interior, la amplitud de los espacios, la distribución del mobiliario, pero uno de los factores más importantes y que realmente marcarán la diferencia es la iluminación.

La iluminación tiene la capacidad de transformar una estancia en otra completamente distinta.

La iluminación nos permite resaltar ciertos rincones de la casa, transformar los espacios en función de La Luz con que se iluminen así como también potenciar la expresividad de las estancias.

En Icazar prestamos especial atención en evitar una proyección excesiva de las sombras buscando el equilibrio entre la iluminación de los puntos en concreto y la iluminación genérica para que no deslumbre. Buscamos especialmente el juego y equilibrio entre la sobra y el sol. Muchas veces es la sombra la que despierta la curiosidad y lo interesante.

A la hora de planificar la iluminación en una vivienda, en Icazar tenemos en cuenta los siguientes factores:

La iluminación natural
La iluminación general
La iluminación puntual
La iluminación decorativa

La iluminación natural es la que tiene una vivienda según la orientación que se le otorga al inmueble al ubicarlo en la parcela y según las aberturas en las fachadas mediante ventanas y puertas.

Es esencial tener en cuenta el recorrido del sol sobre la casa a planificar para decidir cuál va a ser la ubicación, la orientación y la distribución de los espacios.

La iluminación general es la que sirve para iluminar de manera uniforme una estancia. Para ello se suelen utilizar focos, apliques o lámparas de techo. Son luces incorporadas casi siempre en el techo de la casa, que sirven para iluminar toda una estancia.

La iluminación puntual sirve para iluminar algún espacio concreto de la estancia, una mesilla de noche, una lámpara de lectura, un tocador, la mesa del comedor, etc.

Esta iluminación es complementaria a la anterior.  Sirve para cubrir necesidades específicas y en Icazar siempre nos preocupamos por conocer las costumbres de las personas que van a vivir en la casa para que la iluminación elegida sea útil y satisfactoria para los usuarios.

En cuarto lugar tenemos la iluminación decorativa. Este tipo de iluminación se utiliza como un elemento más de la decoración de las estancias. En Icazar nos ocupamos de que la iluminación decorativa real de los detalles arquitectónicos de las estancias.

En definitiva, se trata de planificar con anterioridad el ambiente que queremos conseguir en cada una de las estancias para poder  proyectar la iluminación adecuada en función de nuestras intenciones y necesidades.